Extractor Eolico

Extractor Eolico

Es un novedoso sistema de ventilación y extracción que proporciona una renovación permanente de aire las 24 horas del día, aumentando la productividad debido a la mejora de las condiciones ambientales de trabajo, al menor costo. Su estructura de aspas en aluminio lo hacen un sistema eficiente y efectivo con una vida útil de hasta 20 años.

       

Fabricado en su totalidad en Aluminio hace que sea un producto de gran calidad.
Cada extractor eólico tiene una parte giratoria accionada por el viento y una parte fija que lo asegura a la base. Además de aluminio con nervaduras longitudinales y micro nervaduras que le otorgan mayor rigidez. Finalmente tiene unos ejes de acero con rule manes blindados.

 

 Funcionamiento:

Se basa en el aprovechamiento de la energía eólica y en la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior.

Los Extractores Eólicos utilizan la energía generada por el viento para ventilar diferentes recintos gracias a la muy buena relación costo beneficio, ya que con una inversión inicial relativamente baja (comparada con otros sistemas) y el no consumo de energía, sumados a la no generación de ruidos nos ofrece una solución Ecológica a los problemas de hacinamiento en lugares mal ventilados y expuestos al Sol, logrando un bienestar para las personas que allí habitan o desarrollan sus tareas, evacuando correctamente olores y calor, colaboran también con la conservación de mercaderías estibadas y el buen funcionamiento de maquinarias.

Funcionamiento bajo condiciones de viento: el Viento Fresco mueve las aspas del extractor, las cuales, por su diseño aerodinámico, generan una fuerza de succión en el interior del aparato, que permite la extracción del Aire Caliente acumulado bajo la cubierta del inmueble.

Bajo ausencia total hipotética de viento: El "aire frío" de los estratos más bajos del interior del inmueble, empuja el Aire Caliente interior hacia arriba, contra la cubierta, encontrando como vía de escape el extractor. El empuje del Aire Caliente al chocar con el extractor, mueve sus aspas desde el interior, permitiendo una rápida evacuación.

Recintos Cerrados: En estos casos, la concentración de calor generado tanto por efectos de la irradiación solar como por la carga térmica emitida por el proceso industrial, se acumula debajo de la cubierta.

Recintos con sistemas de ventilación natural: El uso común de sólo ventanas combinadas con bloques calados, láminas de ventilación para cubiertas, e inclusive ducarnas (sobre techos), no garantiza una ventilación permanente. Incluso, en condiciones de vientos, éstos se encargan de obstruir las salidas altas de aire caliente, generando frecuentemente un reflujo de éste hacía los estratos más bajos de la edificación, generando oleadas de calor.

 

 

AddThis Social Bookmark Button